Surge en el año 2009…

Fue la nueva puerta que se abrió a raíz de un momento de cambios radicales en mi vida: mi profesión como arquitecta ya no me llenaba, sólo eran papeles, burocracia, normativas. Los procesos creativos eran casi inexistentes. Los proyectos se enfocaban en satisfacer a los arquitectos municipales y a los inversores inmobiliarios antes que a los usuarios. El resultado era rutinario, aburrido, exigente, insalubre.

Dar clases de Yoga, en cambio, me encantaba, el mundo de la energía se abría con curiosidad ante mí. Cada clase, cada persona, cada momento, cada cuerpo… eran diferentes y esto le daba una intensidad y un sentido particular a mi existencia. Había de dar y recibir, volvía la humanidad.

A partir de aquí, me introduje en distintas disciplinas, la primera de ellas relacionada con la arquitectura: el Feng Shui. Una disciplina que me permitía seguir en contacto con las casas, pero desde otra perspectiva.

Paralelamente y en este momento de grandes cambios en mi vida, conocí The Grinberg Method. Es una técnica de trabajo corporal muy potente en la que me inspiro para las sesiones individuales de Ser cuerpo. Como cliente, después de años de psicoanálisis, me sorprendía la manera en que el cuerpo aún recolectaba experiencias no digeridas, sin asimilar, que entorpecían mi presente. Desde el inicio, el proceso fue muy profundo e intenso. De cada sesión salía con mucha energía, con más claridad, con un nuevo enfoque, serena, confiada. Pocas veces me he enfermado en estos años, al contrario, sanaba y rejuvenecía.

De este modo, acumulo los conocimientos necesarios para llevar a cabo los servicios que ofrezco desde Harmonía integral: Feng Shui y Ser cuerpo.

A través de estas nuevas profesiones, he aprendido a utilizar mi visión y claridad para enfocarme en:

. Qué parte del proceso la persona está estancada,

. Cómo enseñarle a salir de donde está y

. Mostrarle el camino más rápido y efectivo.

El reto más grande al que me he enfrentado ha sido el de querer saber menos desde la información y abrirme a la percepción, al conocimiento corporal intuitivo y sensible. Es así como este trabajo me ha devuelto la fuerza yel poder de mi potencial básico, que estaban esperando surgir y encausarse.

De la arquitectura he aprendido acerca del orden subyacente en todas las cosas, la organización, la importancia de la estructura, a construir en la realidad, a tener una visión global, a dejar volar la creatividad, a buscar y valorar la belleza y a comprender que cada sistema es una red de nudos, donde si uno se mueve, se mueven todos.

Antes rehabilitaba casas. Ahora rehabilito personas. Antes construía y esculpía edificios. Ahora construyo, esculpo la energía de los espacios y las personas.Sólo ha cambiado el foco: antes buscaba la satisfacción material del cliente, ahora busco dar a la gente bienestar, salud y realización personal.

Últimamente, he incorporado una nueva herramienta que complementa y agudiza todas las anteriores. Se trata del coaching sistémico, es decir, la guía y acompañamiento de la persona para resolver sus conflictos a través del orden de su sistema familiar y laboral. Esto me da una perspectiva más amplia para trabajar con la gente a nivel individual. Es una herramienta de gran ayuda para desatascar nudos heredados. También para resolver patrones no resueltos en sistemas laborales. Por otra parte, es una muy buena opción para personas que tienen reticencia a trabajar en el cuerpo. Es un trabajo sumamente clarificador y liberador.

Unos servicios que puedo ofrecer gracias a todo lo que me ha sucedido y he vivido hasta al momento -y que agradezco sinceramente -para seguir aprendiendo y descubriendo, creando y reinventando: personas, maestros, casas, proyectos, métodos.

Respeto y honro a todos aquellos que me han enseñado. Valoro a aquellos que han confiado en mí para reconducir el flujo natural de la energía en el cuerpo o en la casa. Cuando la persona deja que esto suceda, lo aprende y lo sostiene, todo cambio es posible.

Marian Chacón
Arquitecta Especialista en Feng Shui – Coach Psico Somático y Sistémico

Compártelo