¿Qué es el Feng Shui?

 

 

.

 

Salud, Bienestar y Realización Personal a través e tu Espacio

 

Feng Shui literalmente significa Viento y Agua:

La fuerza del Viento, es para los chinos, lo que nos da la Salud, los Recursos que necesitamos para afrontar las situaciones de la Vida, y de este modo, desarrollar nuestro Potencial Personal.

El Agua, nutre al Viento profundizando en nosotros mismos, descubriendo nuestros tesoros: las cualidades innatas. Cuando reconocemos nuestro cofre preciado, nos damos cuenta de cuál es nuestra misión de vida. Afrontamos nuestros miedos, y aceptamos este viaje que nos propone la existencia, donde ponemos estos dones, al servicio de la vida.

Por este profundo motivo es que los chinos han llamado a esta disciplina Feng Shui.

Es una poderosa disciplina

Data de los 3000 años antes de Cristo.

La desarrollaron los chinos con el propósito de promover la salud, el bienestar y armonizar la energía ambiental.

Se basa en una serie de prácticas, hoy mejor reconocidas bajo el dominio de los chamanes, que son utilizadas en los cinco continentes y han sido desarrolladas por diferentes culturas.

 El objetivo primordial fue la supervivencia:

  • La protección ante agresiones externas
  • Modular los climas severos
  • Armonizar los vínculos dentro de clanes y comunidades

En una segunda etapa se utilizó con el fin de obtener cultivos eficientes para la población.

 

Y en una última etapa, se utilizó para acumular grandes cantidades de energía que se direccionaban con fines de conexión cósmica y desarrollo de la conciencia trascendental.

Hemos olvidado  el antiguo vínculo que la humanidad tenía con la Naturaleza, el Cosmos, las estrellas y astros, la Madre Tierra y el Universo, que no hacen más que reflejarse una y otra vez en nuestro interior y en nuestro entorno.

El Uni-verso es UNO y DIVERSO. Esta disciplina nos vuelve a hermanar con esta máxima: somos Uno y somos Todo. Y Todo está en Todo.

 

 

¿Quién descubrió el Feng Shui?

Los monjes taoístas, meditaban desnudos en la naturaleza. Así descubrieron la conexión profunda que hay entre el hombre, su cuerpo físico y energético, la Naturaleza, el Cosmos, la Tierra y su entorno.

Parte de estos descubrimientos están relacionados directamente hoy con la medicina china. Constituye una sabiduría muy completa sobre cómo funciona nuestro cuerpo, cuáles son sus meridianos y canales energéticos y qué hacer cuando se bloquean o se pierde el flujo de energía.

La rama del Feng Shui recogió el vínculo entre el entorno, la salud y el bienestar humano.

De hecho en China, la medicina se estudia junto con el Feng Shui. Pero en occidente lo hemos separado, lo hemos especializado. Y también le hemos quitado su importancia dentro de la visión global e integral de la salud.

Hay dos corrientes dentro de esta disciplina que describimos a continuación:

1 . La Vertiente Naturalista

Ha sido practicada por los monjes taoístas.

Sus máximas se han recogido en el Tao Te King de Lao Tse.

Dentro de esta vertiente, los aspectos femeninos y masculinos están equilibrados, son iguales. También están en un plano de igualdad e importancia todos los componentes de un ambiente: los seres humanos, las plantas, los animales, los minerales, la tierra. En este ecosistema, no hay jerarquías. El objetivo es reconectar nuestras viviendas y a nosotros mismos con las fuerzas de la Tierra, la Naturaleza y el Cosmos, que conforman una unidad dentro de la diversidad visible. Para ello se utiliza la percepción directa y la meditación. Lo importante aquí no son las normas sino la experiencia. Dentro de esta esfera es donde se ubica el Feng Shui de Harmonía Integral.

2 . La filosofía de Confucio, es la otra orilla del Feng Shui

Hay muchas escuelas que vienen de esta vertiente debido a que es la que más ha documentado información y la que ha sistematizado esta disciplina milenaria. Gracias a esta filosofía es que el Feng Shui ha llegado hasta nuestros días.

Confucio marco la historia de China, creando una estructura sólida basada en el orden social, moral, político, religioso y pedagógico. Debido a la necesidad de este momento histórico, este Feng Shui está basado en un orden social piramidal y masculino: el emperador, la corte, los campesinos, las mujeres, los animales y por último la naturaleza, debían estar al servicio del hombre. Este tipo de Feng Shui pone énfasis en el beneficio del patriarca. Su formato es reconocible debido a que está lleno de restricciones, prohibiciones y malos augurios. Es así, como se sostenía este orden.

Actualmente en Occidente, la estructura predominante se encuadra dentro de este formato, y es por eso que este tipo de Feng Shui tiene tanta aceptación. Sobre todo se encuadra en un formato racionalista.

¿Qué me aporta el Feng Shui?

Nuestro primer hábitat fue el vientre materno.

En Feng Shui recuperamos la experiencia de que nuestra casa es un útero que nos protege, nos nutre y nos permite crecer.

Al igual que el cuerpo físico, el espacio, nos condiciona debido a:

  • su forma, sus ausencias (zonas encogidas) y proyecciones (áreas relajadas en exceso),
  • la circulación de sus corrientes de iluminación y ventilación,
  • la energía de la tierra donde se sustenta,
  • las vivencias de sus ocupantes atrapadas en sus paredes y sus circuitos energéticos
  • y la capacidad de adaptación al medio.

Tu espacio puede ser fuente de plenitud, equilibrio y armonía

Un buen diseño energético te permite potenciar la entrada del Qi de la Tierra, de la Naturaleza y del Cosmos, ayudando a contrarrestar las áreas bloqueadas, sobredimensionadas y desvitalizadas.

 

 

Abre las puertas hacia tu propio Poder Personal 

El Feng Shui en la Vivienda te brinda

1. Salud y descanso reparador.

2. Abundancia de recursos personales.

3. Vitalidad y determinación para conseguir aspiraciones y proyectos.

4. Armonizar y sanar la red de relaciones personales, familiares y laborales.

5. Conectar con la alegría y la plenitud, mejorar la relación con nuestros hijos o nuestr@ niñ@ interior.

6. Acceder a la fuente de sabiduría ancestral, descubrir nuestra fuerza interior.

7. Revelar y utilizar nuestras capacidades personales innatas.

8. Iniciar nuevos ciclos con actitudes creativas dejando atrás el pasado.

9. Volver a nuestro centro y obtener más confianza, silencio y claridad.

 

 

Descubre Nuestra Propuesta

El Feng Shui de Harmonía Integral, trabaja sobre la Atención y la agudeza de Percepción.

Nuestro camino de enseñanza está enfocado en Reconectarnos con las fuerzas de la Naturaleza y del Cosmos.

Este es el objetivo general de todo el Feng Shui.

Entonces, ¿qué es distinto en nuestra forma de trabajo?

Harmonía Integral, recoge el origen de la vertiente Taoísta.

Cuando logramos silenciar la mente recuperamos la capacidad de estar presentes.

Así nos separamos de las interpretaciones, las críticas y los juicios acerca de cómo deberían ser las cosas.

Simplemente apreciamos lo que hay, lo que ES.

Esta forma de aproximación a la Realidad construye un puente directo hacia lo que la persona necesita equilibrar, trabajar y re-estructurar o cambiar en su vida.

Las claves que utilizamos son la observación, el silencio y la aceptación de lo que Hay.

Partiendo de esta base aplicamos las herramientas tradicionales del Feng Shui: el equilibrio con los 5 elementos.

 

 

Generamos una estrategia de trabajo para que la persona pueda recuperar y acceder a partes de sí misma que ha perdido a lo largo de su historia, la de sus ancestros y durante la trayectoria de su Alma.

De este modo, el Feng Shui deja de ser un sistema de reglas supersticiosas y se transforma en una fuente constante de creación para buscar el equilibrio de la casa, de sus habitantes y de las búsquedas internas personales.

 

  Conoce Un Poco Más

 

   Solicita   

Compártelo